Hace ya varios años escribía mi propio blog de dermocosmética, el cual, se vio aparcado por mi plena dedicación a mi propia farmacia, Farmacia Molino, cuando me hice titular de la misma en 2014.

Me gustaba cada semana ponerme delante del ordenador y matar ese gusanillo periodístico hasta que decidí centrarme en la ciencia. Lo mejor de todo es que escribía sobre mi pasión: la dermocosmética y el cuidado de la piel.
Tras varios años de inactividad y aprovechando la inauguración de nuestra tienda Online he decidido retomar esta faceta que tanto me gustaba. Así que nos iremos viendo por aquí asiduamente hablando de temas que te interesen. Vamos a empezar la casa por los cimientos para hablar de los cuidados básicos de la piel para que tu tratamiento cosmético sea efectivo.
¡Empezamos!

1.Limpieza.

El primer paso para una buena rutina facial es una buena limpieza de la piel que nos ayuda a eliminar suciedad, exceso de sebo, sudor, bacterias y partículas presentes en el ambiente que diariamente se adhieren a nuestra piel. Existen multitud de limpiadores según las necesidades de la piel o tu ritmo de vida. Mi consejo: usar por la mañana un limpiador y por la noche una doble limpieza. No olvides nunca finalizar con un buen tónico que restablezca el PH de tu piel.

2. Tratamiento.

Nuestras preocupaciones con respecto a nuestra piel pueden ser variadas como hiperpigmentaciones, flacidez, falta de luminosidad, arrugas de expresión, acné, rosácea… o simplemente deshidratación. Para ello es recomendable el uso de sérums, productos con mayor concentración de activos y con más capacidad de penetración.

3. Hidratación.

A parte de tratar nuestra piel debemos hidratarla, ya que en una piel deshidratada los tratamientos no serán igual de efectivos, para que me entendáis, el sérum trata y la crema hidrata y aporta confort. Hay multitud de texturas y composiciones en el mercado que pueden, aparte de hidratar, ayudarnos con el acné, arrugas, firmeza o calmar nuestra piel.

4. Proteger.

Las principales causas del envejecimiento en nuestra piel provienen de las radiaciones solares y de la luz artificial. Es indispensable a diario durante todo el año aplicarnos protección solar. Nunca olvides que la mejor crema anti edad que existe es un buen protector solar.

5. Cuidados específicos.

Mínimo una vez a la semana debemos tratar nuestra piel de forma diferente según su estado. Tenemos que exfoliar la piel para eliminar células muertas o residuos de los tratamientos que puedan oxidarse a nivel superficial y crear una cierta oscuridad, minimizar el poro y limpiarlo… También nuestra piel puede necesitar mascarillas para un extra de hidratación, de arcilla con efecto seborregulador o mascarillas calmantes.

Y tú… ¿Sigues todos los pasos básicos en tu rutina facial?
Si tienes dudas, consúltanos.

close

10%

de descuento, especialmente para ti 🎁

¡Regístrate para recibir tu descuento exclusivo, y mantente al día de nuestros últimos productos y ofertas!